martes, 26 de mayo de 2015

Aquellos maravillosos 90...

¡Hola a tod@s! Hace un montón que no actualizaba el blog, ¿eh? Pues he decidido hacerlo con un post un tanto nostálgico pero, al mismo tiempo, divertido. ¡Ya veréis lo bien que lo vais a pasar, especialmente si sois de mi generación! Para los que no, también podréis descubrir un montón de cositas.

En los 90 yo era aún muy pequeña, ya que nací en el 86, pero antes de llegar al 2000 recuerdo un sinfín de cosas que me hacían sonreír. Detalles, lugares, juegos, libros, series que ya no están o que apenas se ven y, por eso, siempre me pregunto: "¿Qué fue de...?

¡Pues vamos allá a revivir la memoria!

1) Los sandwiches de nocilla en los cumpleaños.

MÍTICOS. Y no me digáis que no. Los cumpleaños de tus compañeros molaban precisamente por eso. Todos los niños corríamos como zombis hambrientos para conseguir nuestro sandwich de nocilla porque, el que se quedaba sin él, era un pringao y tenía que comerse el de fiambre reseco. 
Hoy en día esto ya no se ve. A ver, que me parece muy bonito todo eso de las tartas de fondant y tal... Pero leches, a veces son bebés que ni se enteran. Yo sigo pensando que los bocatas de nocilla triunfarían más.

RIP... Juro que en mi próximo cumpleaños habrá sándwiches de nocilla.


2) Los videocluses.

Los echo de menos, en especial en verano. Tenía yo unos doce-trece años cuando abrieron un Intercast Video enfrente de mi casa, con ofertas MARAVILLOSAS. Siete películas por muy poco dinero. Vale, no eran de estreno, y había algunas que no las conocía ni su madre (pero perfecto para conocer nuevas cosillas, ¿no?), otras estaban ralladas y les dabas golpecitos a ver si acababan funcionado... Pero la mayoría molaba. Y me encanta pasarme las sobremesas de verano tirada en el sofá viendo películas.  Y CON VHS, ehh, nada de la mariconada esa de DvD's jajaja

Así, así era al que yo iba... Qué recuerdos, por favor. Esos veranos ya no volverán. Encima se estaba súper fresquito dentro del videoclú y te tirabas en él más de una hora...


3) Los libros de El pequeño vampiro y de Pesadillas.

Quien sea de los noventa y no haya leído estos libros y se haya enganchado a ellos... ¡Debería estar haciéndolo ya!
Todos queríamos tener un amigo vampiro como el prota del libro y vivir aventuras. Y todos queríamos vivir las pesadillas que nos mostraba R,L.Stine (Este tío sacaba más libros que la leche... Ahora que entiendo de todo esto de la escritura he llegado a pensar que tenía un negro literario).
Todavía los leo de vez en cuando... En esos días en los que me siento nostálgica. ¡Y todavía me encantan!

 Cuántas tardes me pasé leyendo estos libros... ¡Ni Crepúsculo ni nada! ¡Viva el pequeño vampiro!



Este era mi favorito. Me cagaba la patilla abajo, os lo juro. Y los protas eran niños como yo... ¡Jamás había leído algo así de terror!


4) Los tazos.

Los adoraba. Es más, muchas veces me compraba paquetitos de patatas solo para que me saliera un tazo. Había de todo, en serio, de todo. HASTA DE CHIQUITO DE LA CALZADA. Pero los que más me gustaban eran los de Looney Tunes, que además si los meneabas los muñequitos también se movían. Y si eras de los guays, tenías un cacharro para meter los tazos. Y si eras más guay, podías ganar muchos tazos. Yo era muy chicote y siempre estaba jugando torneos... A veces hacía alguna trampilla y me llevaba un montón de tazos. VOLVED, POR FAVOR. Los niños de ahora deberían jugar a esto.

Gracias mamá por haberme parido en el 86 y que así haya podido disfrutar de esto....


5) Los test de la Superpop, de la Vale o de la Bravo.

Luego llegaron otras revistas como la Loka, pero las originales eran estas, especialmente la Superpop. Que encima ibas al quiosco y te encontrabas con que regalaban una cosita (que normalmente eran chuminadas, pero a ti te encantaban y te volvías loca), que te daban consejos de sexo (y tú tenías solo 13 años pero te parecía todo genial), que hacían entrevistas al guapo Leo Dicaprio o a los BackStreet boys y que, encima, te ofrecían unos fantásticos test para saber cosas como, por ejemplo: ¿Sabes besar?, ¿Está enamorado de ti ese chico de la primera fila?, ¿Mi mejor amiga está celosa de mí? (A veces hacías alguna trampilla para que te saliera el resultado que tú querías y lo mejor era hacerlos con amigas).

¡Me encanta, por favor! Y encima en este número te enterabas que iban a operar a Brian y sufrías mucho, podías jugar al "gran juego" del Titanic y de súper regalo UN FOTO LIBRO DE FOTOS DE LEO DICAPRIO. Para qué queríamos más, así éramos felices.


6) Línea Directa.

Vale, esto era más para chicas igual que la Súperpop pero oigan, que también he puesto los Tazos. Este era uno de esos juegos que todas las niñas queríamos tener (incluso yo, que era más bien un chicote). Era algo así como Mujeres, Hombres y Viceversa pero de mentira porque vamos, los chicos no existían. Pero había voces grabadas y te llamaban y tú, como una tonta, sonreías de lo más orgullosa.

-Hola, guapa... Me llamo Ryan, ¿te apetece salir conmigo? 
-Oh, claro que sí, ¡aunque seas invisible!
Y debido a esto tuve que ponerme a escribir novelas románticas porque se me llenaban la cabeza de historias.


7) Dragon Ball (Bola de Dragón) y otros dibujos anime (que en esos momentos no sabíamos que eran animes).

La mayoría hemos crecido con dibujos japoneses. Luego están esos amigos que te dicen que ellos nuncan han visto ninguno y te dan ganas de gritarles que no han tenido infancia. Vamos a citar alguno de esos dibujos: Dragon Ball, por supuesto (he aquí una mega fan de Vegeta y de toda la serie, tenía hasta merchandising de todo tipo...), Ranma 1/2, Heidi, Bésame Licia, Doraemon, Captain Tsubasa (que aquí se llamó Oliver y Benji, toma ya) y muchos otros... Os animo a que me digáis los que veíais vosotros ;).

Durante muchos años creí que si me lo proponía, podría hacer un Kame Hame Ha o volar. 



8) El príncipe de Bel-Air ( y otras series).

Ya que hemos mencionado dibujos, no podemos dejar de lado aquellas series con las que nos hemos criado. El príncipe de Bel-Air y su fantástico opening, ¡Friends! (oh, dios, cuántas horas en la camita viendo esta serie...), Expendiente X, Alf y su obsesión con los gatos, El coche fantástico, Dinosaurios, Salvados por la Campana, Sensación de Vivir y todas esas series de adolescentes (esto tiene un post aparte). ¿Os animáis a decirme más?

Aaal oeste en Philadelphia crecía y vivía sin hacer mucho caso a la policía, juugaba al basket sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado.Cierto día, jugando al basket con amigos, unos tipos del barrio me metieron en un lío y mi madre me decía una y otra veeez: 
-¡Con tu tío y tu tía irás a Bell Air!


9) Las series de adolescentes con actores que, en realidad, tenían casi 30 años.

Hoy en día parece que esto está más acorde (como en Física y Química que, bueno, tienen unos veinte o veintiuno y dicen que son estudiantes de bachiller pero, oigan, puede ser). Pero en los 90 las series de adolescentes que estudiaban en el instituto contaban con actores viejunos. Vamos, que habían repetido tropecientas veces. No nos importaba. Eran lo suficientemente adictivas como para que nos diera exactamente igual.

Miren esta foto de la serie Sensación de vivir. Se supone que eran estudiantes de instituto pero, oigan, en el mío parecíamos todos mucho más pequeños. El Luke (el moreno del centro) estaba ya para graduarse en la universidad.


9) Y... la ropa de los 90.

A ver, esto no es que lo eche mucho de menos, pero sí que recuerdo algunas cosillas con nostalgia. En los 90 nos iba la pana (bueno, creo que más bien a nuestras madres) y teníamos pantalones de pana, faldas de pana, vestidos de pana..., nos gustaban los sombreros porque los llevaba Blossom en la serie y queríamos ser como ella y las niñas llevábamos pincitas en la cabeza, que ibas a los chinos  (en esa época todavía el todo a 100) y encontrabas un montón de diversos tipos. 

Bueno, yo nunca llegué a vestir así, pero. sí que éramos bastante coloridos...

En el pelo llevábamos ciento y la madre de pincitas...

Y hasta aquí llega el post de hoy. Espero que os haya gustado, que hayáis revivido vuestra infancia o adolescencia con nostalgia y que os animéis a dejarme vuestros comentarios recordando cositas y así las compartimos todos juntos.

¡Un besote a tod@s!

9 comentarios:

  1. Meee encantaaaaa!!!!! Que recuerdossss amore, la mejor época los 90!!! Q lástima q los jóvenes de ahora ya no se diviertan como antes!!!! Gracias x este post amor m has emocionado al recordar las cosas míticas q hacia de niña!!!! Besitosss te quierooo

    ResponderEliminar
  2. Aisss, cuantos recuerdos de esos años!!! Nos leemos guapa ;)

    ResponderEliminar
  3. Aisss, cuantos recuerdos de esos años!!! Nos leemos guapa ;)

    ResponderEliminar
  4. Aisss, cuantos recuerdos de esos años!!! Nos leemos guapa ;)

    ResponderEliminar
  5. Madre! !!! Me identificada en todo!!!!! Jo los tazos que recuerdos!!! Los libros de pesadillas los tengo guardados! ! Lo de las revistas me muero! ! Y la ropa.... jujujuj eres una crack elena de mi love!!! Tq!!!

    ResponderEliminar
  6. Y dragon ball sigue dando fuerte hoy en dia, hace nada se estrenó Dragon Ball Z: La resurreccion de Freezer (Freezorra para los amigos) en Japón. Y en julio se estrena la nueva serie Dragon Ball Super.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!!! Quien diera marcha atrasssss, que recuerdos..... Gracias por ellos Elena!!!! Eres única leches... Besazos mi reina

    ResponderEliminar
  8. Me encanta!!! Quien diera marcha atrasssss, que recuerdos..... Gracias por ellos Elena!!!! Eres única leches... Besazos mi reina

    ResponderEliminar
  9. jajjajaja Me gusto muchisimo!!!!
    soy mas menos de tu generación así que extraño lo mismo!!!
    pero sin duda lo que mas nostalgia me dio fueron los TAZOS, me encantaba coleccionarlos y jugar con mis amigos!
    Besis, notable Elena como siempre ;)

    ResponderEliminar